Home

Relaciona investigación mexicana envejecimiento celular con diabetes mellitus


CIUDAD DE MÉXICO (27/AGO/2010).- El efecto de la diabetes mellitus y su descontrol metabólico afecta la información genética y condiciona el tiempo de vida en cada célula de los distintos órganos del paciente, así lo dio a conocer una investigación del Instituto Mexicano del Seguro Social, Unidad Guanajuato. En modelos animales la investigación ha evidenciado un envejecimiento anticipado a nivel renal de las personas con dicha patología, por lo que esta institución busca alternativas de prevención que eviten una reprogramación genética relacionada con la muerte prematura en pacientes con diabetes mellitus. De acuerdo con la doctora Blanca Olivia Murillo Ortiz, titular de la investigación, el estudio inició con un grupo de pacientes recién diagnosticadas, a quienes se comparó con personas que padecen esta patología desde hace 10 años y otro grupo sano del mismo rango de edad de los dos primeros. “El resultado es que los pacientes con diabetes mellitus desde hace una década presentan acortamiento del telómero (extremos de los cromosomas)”, resumió la investigadora del IMSS. La medición de la secuencia del telómero permite evidenciar el efecto de esa enfermedad en la sobrevida de los pacientes. “Resulta impresionante observar en las personas con el padecimiento desde hace 10 años una reducción acortamiento de vida de entre 15 a 20 años, esto nos demuestra que el efecto de la diabetes y su descontrol metabólico altera la información genética que condiciona el tiempo de vida de cada célula en los distintos órganos”, explicó. Con base en este trabajo también se pudo determinar que dentro de los mecanismos de inducción de apoptosis (una forma de muerte celular) que genera la diabetes, se afecta de manera importante al sistema nervioso periférico y visceral, lo cual explica muchos de los síntomas de la patología, como es la sensación de frío o calor en la piel, ardor en las extremidades o en estómago, mala digestión y diarreas. De hecho, esta investigación ha evidenciado en modelos animales un envejecimiento anticipado a nivel renal, por lo que la propuesta es buscar alternativas de prevención con el fin de evitar una programación genética y obligue a limitar la división celular que conduce a la muerte prematura de personas de 40 años o más de vida. “La medición de la secuencia del telómero nos permite evidenciar el efecto de la diabetes mellitus, pues su descontrol metabólico está afectando la información genética que condiciona el tiempo de sobrevida de cada célula en los distintos órganos, y como el telómero es el extremo distal de los cromosomas, se ha relacionado con el envejecimiento celular. Al tiempo que el acortamiento de esta secuencia de nucleótidos se asocia a una disminución de las células”, detalló la investigadora del IMSS. La medición del telómero se puede estudiar en cualquier célula nucleada independientemente del género masculino o femenino, sin embargo, este estudio se diseñó en varones para evitar el efecto de hormonas sobre los resultados, ya que los estrógenos protegen del acortamiento del telómero. Es decir, que las mujeres tienen un efecto de protección hasta cuando aparece la menopausia. El estudio del telómero permitirá generar propuestas terapéuticas para una modalidad de terapia regenerativa, pues los órganos dañados por enfermedades crónicas como la diabetes mellitus pueden ser tratados mediante mecanismos que evitan el daño oxidativo y apoyan la terapia celular. La investigación fue apoyada por el Fondo Mixto del Conacyt y el estado de Guanajuato. Participaron en el proyecto el alumno de doctorado en ciencias médicas Froylán Albarrán Tamayo, y los doctores Diego Arenas, Luis Benítez y Juan Manuel Malacara, de la Universidad de Guanajuato. CIUDAD DE MÉXICO (27/AGO/2010).- El efecto de la diabetes mellitus y su descontrol metabólico afecta la información genética y condiciona el tiempo de vida en cada célula de los distintos órganos del paciente, así lo dio a conocer una investigación del Instituto Mexicano del Seguro Social, Unidad Guanajuato. En modelos animales la investigación ha evidenciado un envejecimiento anticipado a nivel renal de las personas con dicha patología, por lo que esta institución busca alternativas de prevención que eviten una reprogramación genética relacionada con la muerte prematura en pacientes con diabetes mellitus. De acuerdo con la doctora Blanca Olivia Murillo Ortiz, titular de la investigación, el estudio inició con un grupo de pacientes recién diagnosticadas, a quienes se comparó con personas que padecen esta patología desde hace 10 años y otro grupo sano del mismo rango de edad de los dos primeros. “El resultado es que los pacientes con diabetes mellitus desde hace una década presentan acortamiento del telómero (extremos de los cromosomas)”, resumió la investigadora del IMSS. La medición de la secuencia del telómero permite evidenciar el efecto de esa enfermedad en la sobrevida de los pacientes. “Resulta impresionante observar en las personas con el padecimiento desde hace 10 años una reducción acortamiento de vida de entre 15 a 20 años, esto nos demuestra que el efecto de la diabetes y su descontrol metabólico altera la información genética que condiciona el tiempo de vida de cada célula en los distintos órganos”, explicó. Con base en este trabajo también se pudo determinar que dentro de los mecanismos de inducción de apoptosis (una forma de muerte celular) que genera la diabetes, se afecta de manera importante al sistema nervioso periférico y visceral, lo cual explica muchos de los síntomas de la patología, como es la sensación de frío o calor en la piel, ardor en las extremidades o en estómago, mala digestión y diarreas. De hecho, esta investigación ha evidenciado en modelos animales un envejecimiento anticipado a nivel renal, por lo que la propuesta es buscar alternativas de prevención con el fin de evitar una programación genética y obligue a limitar la división celular que conduce a la muerte prematura de personas de 40 años o más de vida. “La medición de la secuencia del telómero nos permite evidenciar el efecto de la diabetes mellitus, pues su descontrol metabólico está afectando la información genética que condiciona el tiempo de sobrevida de cada célula en los distintos órganos, y como el telómero es el extremo distal de los cromosomas, se ha relacionado con el envejecimiento celular. Al tiempo que el acortamiento de esta secuencia de nucleótidos se asocia a una disminución de las células”, detalló la investigadora del IMSS. La medición del telómero se puede estudiar en cualquier célula nucleada independientemente del género masculino o femenino, sin embargo, este estudio se diseñó en varones para evitar el efecto de hormonas sobre los resultados, ya que los estrógenos protegen del acortamiento del telómero. Es decir, que las mujeres tienen un efecto de protección hasta cuando aparece la menopausia. El estudio del telómero permitirá generar propuestas terapéuticas para una modalidad de terapia regenerativa, pues los órganos dañados por enfermedades crónicas como la diabetes mellitus pueden ser tratados mediante mecanismos que evitan el daño oxidativo y apoyan la terapia celular. La investigación fue apoyada por el Fondo Mixto del Conacyt y el estado de Guanajuato. Participaron en el proyecto el alumno de doctorado en ciencias médicas Froylán Albarrán Tamayo, y los doctores Diego Arenas, Luis Benítez y Juan Manuel Malacara, de la Universidad de Guanajuato. CIUDAD DE MÉXICO (27/AGO/2010).- El efecto de la diabetes mellitus y su descontrol metabólico afecta la información genética y condiciona el tiempo de vida en cada célula de los distintos órganos del paciente, así lo dio a conocer una investigación del Instituto Mexicano del Seguro Social, Unidad Guanajuato. En modelos animales la investigación ha evidenciado un envejecimiento anticipado a nivel renal de las personas con dicha patología, por lo que esta institución busca alternativas de prevención que eviten una reprogramación genética relacionada con la muerte prematura en pacientes con diabetes mellitus. De acuerdo con la doctora Blanca Olivia Murillo Ortiz, titular de la investigación, el estudio inició con un grupo de pacientes recién diagnosticadas, a quienes se comparó con personas que padecen esta patología desde hace 10 años y otro grupo sano del mismo rango de edad de los dos primeros. “El resultado es que los pacientes con diabetes mellitus desde hace una década presentan acortamiento del telómero (extremos de los cromosomas)”, resumió la investigadora del IMSS. La medición de la secuencia del telómero permite evidenciar el efecto de esa enfermedad en la sobrevida de los pacientes. “Resulta impresionante observar en las personas con el padecimiento desde hace 10 años una reducción acortamiento de vida de entre 15 a 20 años, esto nos demuestra que el efecto de la diabetes y su descontrol metabólico altera la información genética que condiciona el tiempo de vida de cada célula en los distintos órganos”, explicó. Con base en este trabajo también se pudo determinar que dentro de los mecanismos de inducción de apoptosis (una forma de muerte celular) que genera la diabetes, se afecta de manera importante al sistema nervioso periférico y visceral, lo cual explica muchos de los síntomas de la patología, como es la sensación de frío o calor en la piel, ardor en las extremidades o en estómago, mala digestión y diarreas. De hecho, esta investigación ha evidenciado en modelos animales un envejecimiento anticipado a nivel renal, por lo que la propuesta es buscar alternativas de prevención con el fin de evitar una programación genética y obligue a limitar la división celular que conduce a la muerte prematura de personas de 40 años o más de vida. “La medición de la secuencia del telómero nos permite evidenciar el efecto de la diabetes mellitus, pues su descontrol metabólico está afectando la información genética que condiciona el tiempo de sobrevida de cada célula en los distintos órganos, y como el telómero es el extremo distal de los cromosomas, se ha relacionado con el envejecimiento celular. Al tiempo que el acortamiento de esta secuencia de nucleótidos se asocia a una disminución de las células”, detalló la investigadora del IMSS. La medición del telómero se puede estudiar en cualquier célula nucleada independientemente del género masculino o femenino, sin embargo, este estudio se diseñó en varones para evitar el efecto de hormonas sobre los resultados, ya que los estrógenos protegen del acortamiento del telómero. Es decir, que las mujeres tienen un efecto de protección hasta cuando aparece la menopausia. El estudio del telómero permitirá generar propuestas terapéuticas para una modalidad de terapia regenerativa, pues los órganos dañados por enfermedades crónicas como la diabetes mellitus pueden ser tratados mediante mecanismos que evitan el daño oxidativo y apoyan la terapia celular. La investigación fue apoyada por el Fondo Mixto del Conacyt y el estado de Guanajuato. Participaron en el proyecto el alumno de doctorado en ciencias médicas Froylán Albarrán Tamayo, y los doctores Diego Arenas, Luis Benítez y Juan Manuel Malacara, de la Universidad de Guanajuato. CIUDAD DE MÉXICO (27/AGO/2010).- El efecto de la diabetes mellitus y su descontrol metabólico afecta la información genética y condiciona el tiempo de vida en cada célula de los distintos órganos del paciente, así lo dio a conocer una investigación del Instituto Mexicano del Seguro Social, Unidad Guanajuato. En modelos animales la investigación ha evidenciado un envejecimiento anticipado a nivel renal de las personas con dicha patología, por lo que esta institución busca alternativas de prevención que eviten una reprogramación genética relacionada con la muerte prematura en pacientes con diabetes mellitus. De acuerdo con la doctora Blanca Olivia Murillo Ortiz, titular de la investigación, el estudio inició con un grupo de pacientes recién diagnosticadas, a quienes se comparó con personas que padecen esta patología desde hace 10 años y otro grupo sano del mismo rango de edad de los dos primeros. “El resultado es que los pacientes con diabetes mellitus desde hace una década presentan acortamiento del telómero (extremos de los cromosomas)”, resumió la investigadora del IMSS. La medición de la secuencia del telómero permite evidenciar el efecto de esa enfermedad en la sobrevida de los pacientes. “Resulta impresionante observar en las personas con el padecimiento desde hace 10 años una reducción acortamiento de vida de entre 15 a 20 años, esto nos demuestra que el efecto de la diabetes y su descontrol metabólico altera la información genética que condiciona el tiempo de vida de cada célula en los distintos órganos”, explicó. Con base en este trabajo también se pudo determinar que dentro de los mecanismos de inducción de apoptosis (una forma de muerte celular) que genera la diabetes, se afecta de manera importante al sistema nervioso periférico y visceral, lo cual explica muchos de los síntomas de la patología, como es la sensación de frío o calor en la piel, ardor en las extremidades o en estómago, mala digestión y diarreas. De hecho, esta investigación ha evidenciado en modelos animales un envejecimiento anticipado a nivel renal, por lo que la propuesta es buscar alternativas de prevención con el fin de evitar una programación genética y obligue a limitar la división celular que conduce a la muerte prematura de personas de 40 años o más de vida. “La medición de la secuencia del telómero nos permite evidenciar el efecto de la diabetes mellitus, pues su descontrol metabólico está afectando la información genética que condiciona el tiempo de sobrevida de cada célula en los distintos órganos, y como el telómero es el extremo distal de los cromosomas, se ha relacionado con el envejecimiento celular. Al tiempo que el acortamiento de esta secuencia de nucleótidos se asocia a una disminución de las células”, detalló la investigadora del IMSS. La medición del telómero se puede estudiar en cualquier célula nucleada independientemente del género masculino o femenino, sin embargo, este estudio se diseñó en varones para evitar el efecto de hormonas sobre los resultados, ya que los estrógenos protegen del acortamiento del telómero. Es decir, que las mujeres tienen un efecto de protección hasta cuando aparece la menopausia. El estudio del telómero permitirá generar propuestas terapéuticas para una modalidad de terapia regenerativa, pues los órganos dañados por enfermedades crónicas como la diabetes mellitus pueden ser tratados mediante mecanismos que evitan el daño oxidativo y apoyan la terapia celular. La investigación fue apoyada por el Fondo Mixto del Conacyt y el estado de Guanajuato. Participaron en el proyecto el alumno de doctorado en ciencias médicas Froylán Albarrán Tamayo, y los doctores Diego Arenas, Luis Benítez y Juan Manuel Malacara, de la Universidad de Guanajuato. Con información de la Agencia ID.