Home

Nuevo compuesto muestra promesa contra obesidad


CHICAGO, EU (26/JUL/2010).- Un compuesto similar al fármaco Acomplia de Sanofi-Aventis ayudó a ratones obesos a perder peso y disminuir la grasa y el azúcar en la sangre sin causar efectos psicológicos secundarios, dijeron el lunes investigadores de Estados Unidos. Como Acomplia, el fármaco actúa sobre los receptores cannabinoides que se activan tras fumar marihuana, pero el equipo realizó ajustes al compuesto para evitar que cruce al cerebro, reduciendo el riesgo de depresión, ansiedad u otros problemas neurológicos observados en el medicamento original. Aunque los ratones obesos no pierden tanto peso con este nuevo compuesto, fue tan efectivo como Acomplia en reducir los cambios metabólicos relacionados con la obesidad, reportaron investigadores de los Institutos Nacionales de la Salud (NIH, por su sigla en inglés) y la Northeastern University en la revista Journal of Clinical Investigation. "Sí causa una pérdida de peso en la obesidad relacionada con la dieta, pero menor que el otro compuesto, lo cual no es el único problema en la obesidad", dijo el doctor George Kunos de los NIH en Bethesda, Maryland, en una entrevista telefónica. La obesidad se ha convertido en una epidemia en Estados Unidos, provocando un enorme aumento en la diabetes y una serie de problemas de salud relacionados. Pero muchos potenciales medicamentos para perder peso han fallado o han sido abandonados por problemas de seguridad. Acomplia debió ser retirado del mercado luego de que fue vinculado a varias muertes y cientos de reacciones adversas al fármaco en Gran Bretaña. El medicamento, conocido genéricamente como rimonabant, nunca obtuvo la aprobación estadounidense luego de que un panel de expertos lo rechazara por temores de que podría causar pensamientos suicidas. Rimonabant actúa sobre la proteína CB1R, la misma molécula que controla el efecto de la marihuana. La CB1R está presente en el cerebro y en órganos como el hígado y el páncreas y en el tejido de la grasa. Kunos y Alexandros Makriyannis de Northeastern University en Boston probaron un fármaco más selectivo que sólo bloquea la CB1R en los órganos secundarios, pero no puede llegar al cerebro. Los científicos hallaron que los ratones que engordaban por comer demasiado perdieron cerca del 12 por ciento de su peso corporal con su nueva formulación, comparado con un 21 por ciento en ratones similares que habían tomado rimonabant. Pero Kunos dijo que los otros efectos eran similares con ambos fármacos. Agregó que el próximo paso es realizar pruebas para ver si el medicamento es tóxico en humanos. Eventualmente, se espera que el medicamento sea probado como un nuevo tratamiento contra la obesidad.