Home

COMUNICADO DE PRENSA No. 430


08/Septiembre/2014

 

El voluntariado de la Secretaría de Salud difunde campaña televisiva sobre fibrosis quística

 

  • Se busca alertar a la población sobre los primeros síntomas de la enfermedad
  • Esta enfermedad hereditaria afecta a un niño de cada 8 mil 500 nacimientos

Con el lema “Respirar es aspirar a la vida”, el Voluntariado de la Secretaría de Salud, junto con el apoyo de la Asociación Mexicana de Fibrosis Quística, A.C. lanzó la campaña televisiva, para concientizar a la población sobre los síntomas que sufren los niños que padecen esta enfermedad congénita.

En la ceremonia, encabezada por Sandra Herrera Moro Juan, presidenta del Voluntariado, destacó la importancia de sumar esfuerzos con la sociedad organizada, para que los niños reciban un diagnóstico y tratamiento oportuno.

Con la atención médica temprana, cada vez son más los pacientes en México que alcanzan la vida adulta plena y productiva.

Los síntomas aparecen conforme aumenta la edad del niño y la gravedad varía de una persona a otra. Entre las primeras señales se encuentran la deshidratación, infecciones respiratorias frecuentes (bronconeumonías, neumonías, bronquiolitis), diarrea crónica o evacuaciones con grasa.

Los infantes tienen problemas para aumentar de peso, a pesar de tener buen apetito, desnutrición en diversos grados y el abdomen ligeramente abultado, tos crónica, falta de aire con la actividad física o sinusitis crónica.

En su oportunidad, Guadalupe Campoy, directora de la Asociación, destacó que con este spot televisivo, se muestran los síntomas que padecen los niños con esta afección, con el propósito de que despierte conciencia sobre su gravedad.

Explicó que en pocos segundos se puede llegar a sentir la angustia que se experimenta al perder la capacidad pulmonar hasta un 70 por ciento, sin diagnóstico y tratamiento oportuno.

Actualmente, esta enfermedad hereditaria afecta a un niño de cada 8 mil 500 nacimientos, y para garantizarles una mejor calidad de vida, es necesario que la población tenga conocimiento de la evolución de esta enfermedad desde los primeros síntomas.

CREDITOS: SECRETARIA DE SALUD