Home

Desarrollan nanopartículas para controlar liberación de fármacos


CIUDAD DE MÉXICO (01/JUN/2104).- Académicos de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) trabajan en nuevas formulaciones farmacéuticas que aprovechen las propiedades de los nanomateriales.

La máxima casa de estudios del país informó que los expertos desarrollan su propuesta en el laboratorio de Sistemas Farmacéuticos de Liberación Modificada, perteneciente a la Unidad de Investigación Multidisciplinaria de la Facultad de Estudios Superiores Cuautitlán.

Elizabeth Piñón Segundo, responsable del laboratorio, indicó que el proyecto es de ciencia básica, financiado por el Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología (Conacyt), y está "orientado al 
diseño de nanopartículas de aplicación vaginal".

Explicó que en éste se elaboran nanopartículas poliméricas de acetato ftalato de celulosa, un polímero con propiedades microbicidas que, por sí mismo, actúa contra algunos hongos, bacterias y 
virus.

Aunado a esto, añadió la especialista, se adicionan agentes antimicrobianos o antimicóticos (miconazol, nitrato de miconazol y clotrimazol), empleados para el tratamiento de padecimientos vaginales, de alta incidencia entre la población.

Piñón Segundo detalló que para su obtención se parte del polímero preformado de manera granular, que es disuelto con un solvente orgánico parcialmente miscible con el agua y pasa por un mecanismo de emulsificación-difusión, cuyo resultado es una suspensión de nanopartículas.

Precisó que el método fue patentado por David Quintanar Guerrero, también académico de Cuautitlán, con quien colabora su equipo.

La responsable del laboratorio recordó que para las infecciones vaginales, por lo general, se usan óvulos, gel o tabletas, que son de difícil aplicación, incómodos y generan escurrimientos.

Debido a ello, el tiempo de contacto del fármaco con el tejido mucosal es corto, además, por los procesos de autolimpieza vaginal, teniendo en consecuencia que "la cantidad de fármaco que logra tener un efecto terapéutico es baja".

En cambio, apuntó, al tener un tamaño de partícula submicrónico, ésta puede interactuar con la mucosidad que recubre el epitelio, de modo que los nanosistemas "sean retenidos por mayor tiempo y el principio activo que contienen sea liberado de forma controlada" y logra mayor efectividad.

CRÉDITOS: NTX