Home

Tuberculosis se resiste a los esfuerzos mundiales


CIUDAD DE MÉXICO (20/MAY/2010).- Los esfuerzos mundiales por controlar la tuberculosis fracasaron y se necesitan nuevos enfoques, advirtieron varios expertos. Con más de nueve millones de personas infectadas el año pasado, incluso dos millones de muertes, las autoridades dicen que la enfermedad está más extendida que en cualquier otro momento de la historia. En una edición especial sobre la tuberculosis de la revista médica británica Lancet , los expertos dicen que los fracasos del pasado demuestran que se requieren nuevas estrategias. Durante años, la Organización Mundial de la Salud y otras organizaciones han combatido la tuberculosis con un programa en el que los trabajadores de la salud observan a los pacientes tomar sus remedios, aunque la agencia reconoció en un informe de 2008 que este programa de tratamiento no controla significativamente la propagación de la enfermedad. Los expertos dicen que la tuberculosis no es sólo un problema médico, sino que está asociado con la pobreza, ya que se propaga generalmente entre personas que viven en lugares sucios y hacinados. Dicen que los programas para la tuberculosis deben ir más allá de la salud e incluir otros factores como vivienda, educación y transporte. Se preguntó a algunos funcionarios si los programas continuos de las Naciones Unidas podían combatir la enfermedad. ''La principal prioridad para el control de la tuberculosis es una mejora en las condiciones de vida y crecimiento económico, que está fuera del control de la ONU'', respondió Philip Stevens, experto en política de la salud en la organización International Policy Network, con sede en Londres. ''La tuberculosis no puede combatirse aisladamente''. Stevens agregó que la comunidad mundial de la salud también debe vigilar más atentamente los fármacos que adquiere para los programas de tuberculosis. Según un informe en 2007 del Fondo Mundial para la Lucha contra el Sida, la Tuberculosis y el Paludismo, la mitad de los remedios que el fondo compró para los países pobres no cumplió con sus propios niveles de calidad. El doctor Mario Raviglione, director del Departamento de Tuberculosis de la OMS, dijo que la reciente reducción en el número de casos de tuberculosis era ''mínima'' y que la agencia trata de comprender cómo combatir mejor la epidemia. De todos modos, la OMS dijo que sus programas básicos para la tuberculosis curaron a más de 36 millones de personas entre 1995 y 2008 y salvaron hasta unos seis millones de personas de morir de la enfermedad pulmonar potencialmente mortal.