Home

Diabetes e hipertensión, entre las principales causas de infarto cerebral


CIUDAD DE MÉXICO (27/OCT/2012).- La enfermedad vascular cerebral es la segunda causa de demencia en la población adulta, después del Alzheimer, según indicó el doctor Antonio Arauz Góngora, al explicar la importancia de prevenir este padecimiento, que en México es responsable de cerca de 150 mil decesos al año.

En el marco del Día Mundial de la Enfermedad Vascular Cerebral, que se conmemora el 29 de octubre, el especialista del Instituto Nacional de Neurología y Neurocirugía reconoció que este padecimiento se ha incrementado a nivel mundial debido al envejecimiento de la población, aunque aclaró que las personas hipertensas o con diabetes mal controlada, así como las mujeres, tienen mayor posibilidad de presentar un infarto cerebral, principal complicación de este mal.

Incluso, 80 por ciento de los infartos cerebrales están relacionados con la obesidad, diabetes, hipertensión arterial, cardiopatías, colesterol y triglicéridos elevados; sin embargo, también existen otros factores de riesgo poco conocidos y diagnosticados como la fibrilación auricular, una arritmia cardiaca frecuente en adultos que afecta a más de un millón de mexicanos.

La enfermedad vascular cerebral se debe a la falta de la adecuada irrigación sanguínea a cualquier parte del cerebro, ya sea por la oclusión de una arteria o por la ruptura de un vaso, con lo que provoca hemorragia. Pero a diferencia de un infarto cardiaco, el del tipo cerebral muestra diferentes signos previos, de acuerdo a la región afectada.

Así, es posible que se presenten desviación de boca, dificultad para hablar o pérdida de movilidad en una parte del cuerpo, por lo que es importante acudir al médico de presentar alguno de estos síntomas.

Esta variedad sintomatológica dificulta la identificación inmediata de eventos vasculares cerebrales, por lo que a nivel mundial están subdiagnosticados por médicos generales, que es otra causa por la que devienen mayores complicaciones.

Por ello, los infartos cerebrales deben considerarse una urgencia médica, donde el paciente requiere de atención hospitalaria dentro de las primeras tres horas del inicio de signos. Ya en el hospital se le hará una tomografía del cráneo y, con algunos datos clínicos adicionales, un profesional de la salud ofrecerá la estrategia terapéutica más adecuada.

A pesar de que la edad avanzada es uno de los factores más relacionados con la enfermedad vascular cerebral, existen acciones que las personas adultas pueden hacer para prevenir su aparición, como mantener un estilo de vida saludable que incluya ejercicio, dieta equilibrada, evitar fumar y reducir el estrés. En tanto que los pacientes con diabetes, además de seguir esas recomendaciones, deben controlar sus niveles de azúcar en la sangre y realizarse pruebas de laboratorio con regularidad.

CRÉDITOS: AGENCIA ID