Home

Combaten obesidad con infusiones


CIUDAD DE MÉXICO (04/MAR/2012).- Las infusiones de plantas medicinales, como el pericón y la caléndula, son una alternativa para mejorar la salud en pacientes con obesidad, una de las principales causas de la diabetes, ya que ayudan a reducir el peso corporal, los niveles de glucosa y el colesterol.

El estudio “Propiedades anti-inflamatorias de infusiones de la medicina tradicional utilizada por la población mexicana como una alternativa para prevenir enfermedades crónico-degenerativas”, realizado por investigadores de la Universidad Autónoma de Querétaro (UAQ), establece que dichas plantas contienen propiedades benéficas para individuos con sobrepeso, obesidad, problemas cardiovasculares y/o diabetes.

La especialista de la Facultad de Química de la UAQ, Rosalía Reynoso Camacho, explicó que tanto el sobrepeso como la obesidad están relacionados con procesos inflamatorios.

“Son síndromes que llevan a la diabetes o problemas cardiovasculares y se consideran como una alteración inflamatoria sistémica; esto significa que todo el organismo se puede inflamar, y por lo tanto se pueden presentar alteraciones a nivel celular, por ejemplo, algunas células van a dejar de responder para transportar glucosa y eso conlleva a la diabetes”.

“A partir de estos antecedentes quisimos retomar la medicina tradicional y utilizar aquellos materiales que la gente viene usando para procesos inflamatorios locales”, detalló.

Para realizar las pruebas, dentro del proyecto se utilizó un modelo de obesidad que es inflamatorio y puede desarrollar alteraciones relacionadas con diabetes tipo II y problemas cardiovasculares. Además se usaron varias infusiones para conocer sus efectos.

“En los animales de laboratorio se simuló una dieta que tuviera un patrón o perfil similar a lo que consumen los mexicanos: alta en grasas saturadas de origen animal y fructosa, que es muy utilizada en bebidas”.

El modelo mostró que los animales en estudio en tres o cuatro meses comenzaron a presentar alteraciones en su organismo, como sobrepeso u obesidad y, finalmente, a los seis meses mostraron problemas cardiovasculares y riesgo de diabetes.

De esta forma, la investigación que inició en 2008, demostró que la planta tradicional que mejores resultado ofreció fue el pericón o hierba de San Juan ya que, en los animales que fueron tratados con esta infusión disminuyó el peso corporal, los depósitos de grasa abdominal, glucosa, triglicéridos, así como, el colesterol malo.

“Tenemos zonas en donde se acumula la grasa y nos ponen en mayor riesgo para enfermarnos; una de ellas es la grasa abdominal, la cual se logró disminuir por efecto de estas infusiones”, sostuvo.

Otra de las aportaciones que da el pericón son como antioxidante y antidepresivo.

“Cuando la persona esta obesa hay varias partes de su cuerpo que se empiezan a oxidar y dicha oxidación es relacionada con el proceso inflamatorio. En nuestro modelo la oxidación de los animales que fueron tratados con dicha planta es similar a la de un animal sano”, apuntó.

Con respecto a la caléndula, esta infusión tuvo mejor respuesta en el aspecto de la diabetes al bajar la glucosa.

Actualmente la investigación se centra en la creación de un invernadero en donde se pueda tener un control de producción de las plantas.

“Un problema para estos materiales en el mercado es que no se regula, se puede encontrar un material que no es lo que nos están diciendo, y otro punto es la calidad de los elementos de las propias plantas”.

En este punto, Reynoso Camacho, advirtió que se debe tener cuidado con la forma en que se utilizan las plantas medicinales; por ejemplo, el árnica no debe ser tomada como infusión, pues puede provocar problemas en el hígado.

De esta forma el objetivo final del proyecto es producir bebidas que puedan consumir las personas afectadas por los diferentes padecimientos que fueron tratados en el estudio.

Agencia ID