Home

Expertos piden medidas más duras a los Gobiernos para combatir la obesidad


 

LONDRES, REINO UNIDO (26/AGO/2011).- Los Gobiernos deberían adoptar medidas "más duras" para erradicar el problema que plantea la obesidad a los sistemas sanitarios de los distintos países, según un grupo de expertos internacionales.

 


En una serie de artículos que publica la revista científica The Lancet, un equipo de investigadores opina que ningún país ha sabido afrontar todavía este problema.

 

 

Según ellos, los cambios que experimenta la sociedad hacen que a las personas les resulte más difícil llevar una vida saludable y consideran que sin la mediación de los Gobiernos, los sistemas sanitarios podrían llegar a verse saturados.

 

Los problemas vinculados con la obesidad, como la diabetes, suponen ahora entre el dos y el seis por ciento del coste sanitario de la mayoría de los países y, según uno de los artículos, es probable que esa situación empeore si continúan vigentes las actuales tendencias. 

 

Los expertos desarrollaron proyecciones para EU y el Reino Unido, dos de los países desarrollados con las peores tasas de obesidad, y vaticinaron que esos índices aumentarían en un cuarto en el caso británico hasta llegar al 40 por ciento para 2030.

 

De cumplirse el vaticinio, al Servicio Sanitario Nacional (NHS, en inglés) del Reino Unido le costaría otros dos mil millones de libras al año, el equivalente al dos por ciento del gasto en sanidad.

 

El incremento en los costes sanitarios sería incluso mayor para Estados Unidos, donde los índices de obesidad aumentarían de una de cada tres personas a una de cada dos.

 

Los expertos aceptaron que el conjunto de la sociedad tiene un papel que desempeñar para erradicar el problema e indicaron que los Gobiernos tienen que recurrir a la legislación y a la intervención directa para crear un entorno mejor.

 

Según ellos, medidas como la restricción de los anuncios de publicidad de comida basura, tasar los alimentos no saludables, etiquetar la comida y promover los programas educativos en los colegios ahorrarían dinero a la vez que beneficiarían la salud.

 

El experto Klim McPherson, profesor en la Universidad de Oxford, uno de los investigadores, indicó que "se trata de cambiar el entorno en el que vive la gente para que puedan tener opciones más saludables". McPherson instó a que en la próxima cumbre de la ONU sobre salud en septiembre se presione a los Gobiernos a actuar.

 

CREDITOS: EFE