Home

Expertos señalan relación entre diabetes y contaminación ambiental


 

CIUDAD DE MÉXICO (22/MAY/2011).- En abril de 2011, en el marco de un encuentro internacional sobre contaminación ambiental, se hizo evidente que en los últimos seis años han aparecido más de 50 estudios que indican que la población expuesta a los llamados compuestos orgánicos persistentes (COP) presenta un mayor riesgo de padecer diabetes.

Los investigadores revelaron que la incidencia de diabetes es mayor en las personas a las que se detecta en sangre o en su orina niveles altos de COP, principalmente pesticidas como el hexaclorobenceno o el DicloroDifenilTricloroetano (DDT), PCB (policlorobifenilos, de origen industrial, empleados en transformadores eléctricos y muchos otros productos), bisfenol A (utilizados en plásticos y recientemente prohibido por la Unión Europea en biberones y juguetes) o dioxinas (residuos de reconocido poder cancerígeno).

Los científicos creen que estas sustancias aumentan el riesgo de dos trastornos muy relacionados con la diabetes: el síndrome metabólico y la resistencia a la insulina.

El encuentro fue organizado por el Ministerio de Salud de Estados Unidos y los Institutos Nacionales de Salud (NIH, por sus siglas en inglés), en Carolina del Norte. En este evento se habló de un estudio realizado por el Instituto Nacional de Salud Ambiental de Estados Unidos, en 2001, e indicaba que los individuos con diabetes presentaban niveles de PCB en un 30 por ciento mayores que quienes no padecen la enfermedad.

 

 


Otra investigación de los Centros para el Control de Enfermedades (CDC, por sus siglas en inglés) indicó que las personas expuestas a contaminantes de la familia de los COP elevan en un 38 % el riesgo de padecer diabetes.

Por su parte, el doctor Duk-Hee Lee, de la de la Universidad Nacional de Kyungpook (Corea del Sur), y David Jacobs, de la Universidad de Minessota(Estados Unidos), también  encontraron una fuerte relación entre la exposición a “cocteles” de varios contaminantes persistentes y la diabetes.

Su estudio se presentó a inicios del 2011 en la publicación científica PLoSOne, donde seconcluyó que la exposición simultánea a varios COP puede contribuir al desarrollo de obesidad, dislipidemia(alteradas concentraciones de grasas en la sangre) y resistencia a la insulina, los precursores más comunes de la diabetes.Si bien la obesidad es la primera causa de estas anormalidades metabólicas, la exposición a los COP puede contribuir a la acumulación excesiva de grasa en el organismo (adiposidad)y otras alteraciones del metabolismo.

¿Qué son los COP?
Los contaminantes orgánicos persistentes son sustancias químicas  de alto nivel tóxico que en pequeñas cantidades afectan gravemente a la salud humana, animal y al ambiente. Son resistentes a la degradación ypermanecen por mucho tiempo en el suelo, aire y agua.

¿Cuáles son los COP?
Entre los principales contaminantes orgánicos persistentes destacan los plaguicidas órgano clorados, los cuales son sustancias químicas tóxicas utilizadas para el control de plagas en agricultura, de alta toxicidad y gran persistencia en el ambiente. Ente ellos se encuentran el DDT, Aldrín, Dieldrín, Endrín, Clordano, Heptacloro, Mirex (declorano), Toxafeno (canfecloro) y Hexaclorobenceno.

Otro grupo de los llamados COP son losPoliclorobifenilos (PBC), que son productos industriales que fueron utilizados como aceites en los transformadores y equipos eléctricos por mucho tiempo y se han dispersado en el ambiente de diversas formas.

Aunado a ello, existen un tercer grupo que se clasifica como contaminantes producidos de manera no intencional, los cuales son las dioxinas y furanos y son aquellos que se producen involuntariamente a partir de procesos térmicos que comprenden materia orgánica y sustancias con cloro, a raíz de una combustión incompleta o de complejas reacciones químicas. Las consecuencias de la presencia de grandes cantidades de dioxinas en el ambiente son terribles como muerte de animales, destrucción del medio ambiente y graves daños a la salud humana.

¿Qué trastornos producen?
Dichos contaminantes pueden producir defectos en la circulación sanguínea, en la formación del aparato urinario, alteraciones neurológicas, nacimientos con malformaciones, cánceres y alteraciones genéticas.

Es  importante mencionar que contaminan los alimentos, pues inciden en pastos o forrajes de los que se alimentan el ganado,  ya que se acumulan en el suelo o sedimentos. Regularmente se concentran principalmente en leche, productos lácteos y carne, entrando de este modo a la cadena alimentaria hasta llegar al ser humano.

Otro de sus daños a la salud radica en el ataque a las hormonas  producidas por las glándulas endocrinas (testículos, ovarios, tiroides, suprarrenales), ya que en cantidades muy pequeñas pueden unirse a los receptores celulares y suplantarlas, lo que ocasiona trastornos de desarrollo reproductivo, disminución de esperma, defectos de nacimiento, pérdida de fertilidad, aumento de hiperactividad en niños y problemas de aprendizaje. 

Con información de Agencia ID