Home

Emplean alga para prevenir daño renal


 

CIUDAD DE MÉXICO (30/MAY/2011).- Se sabe que los aztecas incluían en su dieta el alga Spirulina, la cual obtenían de los lagos del Valle del Anáhuac. Este es un alimento con un alto porcentaje de proteínas, así como una concentración de aminoácidos esenciales y no esenciales benéficos para la salud.

La también llamada tecuitlatl o alimento de los dioses, recientemente fue estudiada por científicos de la Escuela Nacional de Ciencias Biológicas del Instituto Politécnico Nacional (ENCB-IPN) para comprobar que, además de su alto contenido nutrimental, posee efectos protectores contra el daño renal y hepático causado por el estrés oxidativo generado a partir de la acumulación de metales pesados en el organismo.

La investigación realizada por un grupo de científicos de la ENCB refirió que entre los metales que se concentran dentro del organismo se encuentra el mercurio. “Este metal puede intoxicar al hombre debido a la contaminación de ríos y lagos que se utilizan para el riego de frutas y verduras, así como el consumo de los pescados obtenidos de esos cuerpos de agua”, explicó el doctor Edgar Cano Europa, titular de la investigación.

Asimismo, el científico de la ENCB refirió que existen diversos factores como la contaminación ambiental y la exposición directa al mercurio, las cuales provocan cierto grado de daño renal.

Por otra parte, Cano Europa mencionó que el estrés oxidativo ocurre por un desbalance entre la producción de oxidantes, como las especies reactivas del oxígeno y la capacidad del organismo para eliminarlos, además de que un aspecto particular de este desorden radica en la producción del radical libre anión superóxido y el peróxido de hidrógeno, entre otros. “Cuando este proceso ocurre por la ingesta de metales pesados en el organismo, el estrés oxidativo produce daño renal y hepático”, indicó.

El investigador politécnico argumentó que para estudiar el efecto del alga Spirulina y otras cianobacterias como las Pseudoanabaena que poseen ficobiliproteínas como la ficocianina, se emplearon ratones a los cuales se les intoxicó con cloruro mercúrico para producir estrés oxidativo, daño hepático y renal.

Cano Europa explicó que media hora antes de intoxicar a los ratones se les administró Spirulina vía intragástrica, a través de una pequeña cánula, y durante los cinco días siguientes se repitió el procedimiento con ciertas dosis de la Spirulina, ficobiliproteínas o ficocianina.

“Al quinto día se evaluó el efecto del alga Spirulina y las cianobacterias, con lo que se comprobó que la administración de estos productos evita el daño celular provocado por el mercurio” relató el científico.

Los investigadores pretenden crear productos nutracéuticos que contengan el alga Spirulina para evitar el daño celular provocado por la contaminación de los alimentos con metales.

“Desafortunadamente en México no está regulada la producción de estos productos (los nutracéuticos) enriquecidos con sustancias naturales bioactivas (como la Spirulina) y, por ello, aunque el alga ya se comercializa, no existe un adecuado control de calidad y posiblemente algunas presentes en el mercado pueden contener toxinas, que lejos de ayudar causan efectos indeseados”, advirtió Cano Europa.

Finalmente, el científico de la ENCB agregó que buscan estudiar el efecto de la Spirulina y las cianobacterias en la nefropatía no inducida por metales pesados, ya que aún no hay estudios evaluados en modelos animales ni en humanos. 

Con información de la Agencia ID.