Home

Crean dispositivo para diagnóstico casero de cáncer cervicouterino


 

CIUDAD DE MÉXICO (15/ABR/2011).- Investigadores del Instituto Tecnológico de Estudios Superiores de Monterrey (ITESM), Campus Monterrey, diseñaron un dispositivo portátil capaz de diagnosticar las primeras etapas del cáncer cervicouterino en un lapso de dos minutos.

Este desarrollo representa una opción para detectar oportunamente el segundo tipo de cáncer más común en las mujeres mexicanas; el cual, a pesar de ser prevenible y tratable, provoca la muerte de una paciente cada dos horas.

De acuerdo con el ingeniero Jesús Seáñez de Villa, titular de la investigación, este aparato combina una metodología óptica y otra electrónica a partir de una punta ergonómica y desechable de 13 centímetros de largo y 1.2 de diámetro que se inserta en el cérvix y obtiene datos sobre la presencia de tejido canceroso.

La función óptica mide el desarrollo del cáncer durante sus primeras etapas; es decir, cuando las células comienzan a tener cambios físicos tales como el aumento en el tamaño del núcleo y alteraciones cromáticas. Para ello se irradia el tejido a ciertas longitudes de onda no dañinas con intención de medir el índice de refracción de la luz y determinar si el material presente es maligno o no.

En tanto, en la medición eléctrica el dispositivo registra las modificaciones a este respecto dentro de las células, lo que provoca que éstas se amontonen entre sí y la resistencia al paso de corriente sea menor; además de que la impedancia (magnitud que establece la relación entre la tensión y la intensidad de la corriente) aporta otro elemento al diagnóstico

Cabe señalar que este aparato no requiere tomar muestras físicas de tejido ni transportarlas hasta un laboratorio para su análisis; simplemente se coloca en el cérvix y un sistema opto-electrónico logra detectar la presencia del cáncer, información que queda grabada en el dispositivo.

Según Seáñez de Villa, este desarrollo garantiza más de 90 por ciento de confiabilidad en sus resultados, porcentaje superior al 70 de efectividad que ofrece el Papanicolaou.

A este respecto comentó que esta prueba es la más conocida y practicada desde hace 60 años en la detección de infecciones en el cérvix, presenta algunas desventajas; la principal es que depende del análisis humano.

De igual manera, agregó que la obtención de resultado de las muestras dura aproximadamente una semana, además de que la prueba no contempla el análisis interior de la pared cervical, donde también pueden existir células anormales y elevar el porcentaje de falsos negativos.

En función de ello, hace cuatro años, en colaboración con los doctores Noel León Rovira y Olivia Barrón se decidió emprender este proyecto que busca fomentar la prevención para disminuir los índices de mortalidad por cáncer cervicouterino.

Seáñez de Villa indicó que en una primera etapa su público meta serán los médicos, a quienes tratarán de convencer de la eficacia del dispositivo; sin embargo, su objetivo es que la mujer pueda conseguirlo en la farmacia y emplearlo en la comodidad y privacidad de su casa.

Actualmente se producen los primeros prototipos precomerciales del dispositivo gracias al apoyo del Fondo Nuevo León para la Innovación (Fonlin), con los cuales llevarán a cabo pruebas a nivel nacional para obtener las certificaciones en la Secretaría de Salud y escalar la tecnología al diagnóstico de otro tipo de cánceres, como el de colon y próstata.

Cabe señalar que este desarrollo cuenta con una patente internacional, otra ante el Instituto Mexicano de la Propiedad Industrial (IMPI) y dos solicitudes más; además de que permitió la creación de la firma ProHealth, la cual se encuentra en el programa de incubación empresarial del Tec de Monterrey. 

Con información de la Agencia ID