Home

Logran que las células se comuniquen a través de luces de colores


 

CIUDAD DE MÉXICO.- Nueve alumnos de la licenciatura en Ciencias Genóminas de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) lograron que un grupo de células bacterianas se comunicara mediante luces de colores, informó ese centro de estudios. 

Los estudiantes, de entre 19 y 22 años, presentaron en noviembre los resultados de su investigación, denominada "WiFi Coli: A Communicolight System", en el concurso iGEM 2010 de biología sintética, que organiza el prestigioso Instituto Tecnológico de Massachusetts (MIT) de Boston (EU.), y ganaron una medalla de oro en ese certamen, señaló la UNAM en un comunicado. 

El proyecto consistió en el diseño y construcción de un circuito de comunicación basado en luz, "que demuestra teórica y experimentalmente que la comunicación lumínica entre células bacterianas es posible, aunque existan barreras físicas y químicas". 

La comunicación celular tradicional se basa en procesos químicos para intercambiar información, los cuales además se circunscriben a un sistema, como el cuerpo de un animal o una planta. 

Los estudiantes mexicanos lograron usar fotones, un vehículo no químico de comunicación celular, para transportar información entre células a través de reacciones bioluminiscentes, superando las barreras químicas, biológicas o espaciales. 

"Se trata de un paso innovador para establecer comunicaciones entre sistemas orgánicos, como las células, y de silicona, como los computadores", explicaron. 

Además, "lo que queremos lograr son interfases entre el sistema in vivo, que son nuestras células, y un sistema in silico, que sería una computadora", a través de receptores y emisores de luz, explicó en la nota Héctor Francisco Medina Abarca, uno de los alumnos del Centro de Ciencias Genómicas (CCG) de la UNAM. 

En su trabajo, los estudiantes del CCG, ubicado en la ciudad de Cuernavaca, utilizaron células de la bacteria escherichia coli y las organizaron en seis módulos, tres emisores y tres receptores, que acoplaron mediante señales luminosas de diferentes colores. 

Mediante los colores reflejados por la señal luminosa "enviamos información a la bacteria", que ya cuenta naturalmente con proteínas bioluminiscentes y receptores foto activos, explicó Medina. 

Para acoplar el sistema biológico a un computador, los estudiantes utilizaron diodos emisores de luz (LED, por su sigla en inglés) y una cámara receptora de luz, para que el ordenador controle lo que la bacteria hace. 

Los jóvenes investigadores seleccionaron los colores azul, verde y rojo porque están en el espectro visible, pero alejados entre sí. 

"Según la aplicación de cada color podemos dar una información específica", detalló Medina.